Cuando se cierra una puerta

Durante años fui feliz con mi vida: mi pareja, mi familia, mis amigos, mi trabajo… Pero muy dentro de mí sentía que a todo ese camino que recorría, la vida, le faltaba algo. Creo que nunca estuvo en mis planes ser madre joven, lo que hacía que no pareciera una prioridad, pero siempre muy dentro de mí latió la maternidad. De hecho creo que esa idea de familia lo movía todo. Era mi prioridad vital. Y en ese proyecto comenzaron a cerrarse puertas, una detrás de otra. Así que en pleno duelo, con el dolor que precede a encontrar el equilibrio, decides si plantear otra vida, otro proyecto, que te ilusione tanto que puedas dejarte el pellejo en el camino igual, o decides desear, soñar y luchar.

Y así es como las puertas que se cerraron nos dieron la fuerza para buscar ventanas y abrirlas con muchos miedos, pero esperando siempre lo mejor. No encontramos muchas disponibles, algunas también estaban cerradas a cal y canto, a otras decidimos no llamar, pero no importó. De alguna manera sentimos que toda nuestra vida había sucedido tal y como debía de hacerlo para llegar hasta “la ventana”, la que se abrió y lo iluminó todo, incluso el dolor.

Vietnam se convirtió en nuestra ventana y nuestra hija en la luz que alumbraría un camino maravilloso. Y no sólo el de la maternidad y la paternidad (que por cierto también tiene sus sombras), si no el camino que nos conduciría a personas maravillosas, personas que había empezado a echar de menos cuando la puerta de mi trabajo también se cerró después de diez años de intensa actividad en el mundo de la adopción.

Personas que son capaces de entenderte sin demasiadas palabras, que te hacen sentir en casa con una mirada, con quienes puedes compartir tus sentimientos más blindados. Personas que valoran como tú el ahora, que saben lo que cuesta llegar, que saben soñar y luchar. Personas a las que el camino les ha hecho mejores, conscientes, presentes, con ganas de vivir y compartir.

Y con esas personas hemos pasado los últimos días, con ellos, padres y madres del corazón, y sus hijos llenos de luz. Familias que saben como nosotros que da igual las puertas o las ventanas que se cierren o se abran, porque también han aprendido que, en esta vida, todos los caminos llevan a casa.

Gracias chicas por estos días, por las risas, por las historias, por las lágrimas que brotan de pura complicidad. Por vuestras familias bonitas, por nuestros hijos.

_MG_9872.jpg

_mg_0076_mg_9949_mg_9928_MG_0235.JPG_MG_0179.JPG

Os contaré más, mucho más, hasta pronto!

Anuncios

6 comentarios en “Cuando se cierra una puerta

  1. No sé cómo, un Buen Día llegue a tu cuenta de Instagram. Siempre que veo fotos de un bebe busco la primera que se subió, me gusta ver cómo se sintieron sus familias la primera vez que le vieron la cara a la persona que les cambiaría la vida. Cuando vi la tuya… aquellos paisajes, aquella niña que os estaba esperando solo a vosotros… realmente creo que hay que ser muy valientes para pelear cuando parece que no vas a poder ganar. Daniela es una niña preciosa pero lo más importante es que la habéis hecho feliz, le habéis dado una gran oportunidad y considero que, cada persona que adopta, da una gran lección de amor incondicional al resto de la humanidad.
    Enhorabuena y suerte en esta nueva etapa!!!!

    Me gusta

  2. Mi amiga Marta, me recomendó que te leyera, le doy las gracias. Me encantan vuestras historia, la facilidad que tenéis para expresar cada sentimiento. Me alegra mucho que en vuestro camino os encontrarais y compartir cada cosa que os une, como esos pequeños Angeles que llenan vuestras familia de tanta felicidad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s